VINCULACIONES

Pancarta en el Casal Jove. Grao de Castellón

Acercándonos. Colocación de una pancarta en el Casal Jove del Grao de Castellón. Esta pancarta y el texto de contiene esta dirigido a la gente joven sin atender a su condición sexual. Las medidas de la pancarta son 3300 x 85 cm.

31500012_retocada

Pancarta realizada por la Asesoría sobre Afectividad y Sexualidad para jóvenes. Concejalía de Juventud, concretamente con Manuel Mestre +Pepe Miralles /Castellón 2005.

Desde los inicios de este proyecto pensamos que sería importante vincular algún espacio institucional de la ciudad de Castellón. Esta cuestión queda clara al realizar la búsqueda de posibles colaboraciones para este proyecto. El Servicio de Asesoría sobre Afectividad y Sexualidad para Jóvenes, con el cual contactamos y llegamos a un acuerdo de colaboración, tiene una de sus sedes en el Casal Jove del Grao de Castellón. Este edificio alberga una plaza pública integrada, en la que muchos jóvenes pasan las tardes jugando o charlando. La conjunción de plaza y entrada al Casal Jove convierte este espacio en un lugar de tránsito y permanencia de jóvenes que, o bien se encuentran allí para pasar el rato, o para entrar al centro con la finalidad de participar en alguna de sus actividades.

El 28 de septiembre de 2005 mantuvimos la primera entrevista con Manuel Mestre, Psicólogo de ese servicio. Mi proposición era realizar una pancarta que ocupara una balconada que se encuentra en la primera altura del edificio. Acordamos que, en consonancia con el servicio que ofrecen -trabajar con la gente joven-, uno de los objetivos de nuestro proyecto y uno de los retos fundamentales para la prevención del VIH.

La estrategia de trabajo que acordamos fue la de organizar un grupo de discusión para recabar opiniones, creencias, valores, actitudes, conocimientos y habilidades, de jóvenes de 14 a 18 años, con la finalidad de conocer, entre otras cosas, cómo les gustaría que fueran las campañas de prevención dirigidas a este sector de población. Hicimos la previsión de realizar este encuentro a finales de noviembre.

La dinámica que queríamos establecer sería la siguiente: una vez reunido el grupo de jóvenes, que sólo saben que queremos preguntarles por cuestiones relacionadas con la juventud y el sexo, comenzar planteándoles una pregunta general del tipo: ¿cómo veis el tema del Sida y de los jóvenes? A partir de las contestaciones obtenidas, ir haciendo preguntas más específicas como:

A) ¿Pensáis que los jóvenes y las jóvenes tenéis información sobre esta enfermedad y las formas de evitarla?
B) ¿Qué opinión tenéis de las personas seropostivas?
C) En los últimos, años hay mucha gente joven que se está infectando. ¿Qué hacéis para evitar la infección?
D) ¿Os acordáis de alguna campaña informativa sobre el Sida que hayáis visto en televisión o en revistas?
E) Si os propusiéramos hacer una gran pancarta para ponerla en la plaza, aquí en el Casal Jove, ¿qué os gustaría que pusiéramos? ¿Qué os gustaría que la gente supiera de vuestras demandas o necesidades con respecto al Sida?

Este grupo de jóvenes se formaría a partir de los que asisten a los distintos talleres que este servicio ofrece. Lo que estaba previsto era realizar este grupo de discusión el día 9 de noviembre a las 7 h. en el Casal Jove. A pesar de colocar carteles convocando a todo el mundo que estuviera interesado en asistir, no vino nadie. Seguramente la estrategia no funcionó como pensábamos. Pero la realidad fue que la asistencia a los talleres era muy escasa o nula, en algunas ocasiones, y que no hubo la posibilidad real de invitar a la gente a que participara en este proyecto más allá del cartel que pusimos a la entrada del edificio.

Vistos los resultados de esta estrategia optamos por otra: elaborar la pancarta a partir de los conocimientos y la experiencia que Manuel Mestre ha obtenido mediante su experiencia con los talleres.

Iniciamos una serie de reuniones en las que barajamos la posibilidad de tratar estos temas:

-La no percepción del riesgo por parte de la población joven: “Tengo amigos que no utilizan condones. Yo no soy tonto como ellos (yo no estoy dispuesto a arriesgarme), por eso siempre llevo uno encima.”

-Más adelante, pensamos que la voz que debía hablar podría ser la de una chica, con lo que le damos una perspectiva de género a este problema: “Tengo amigas que no utilizan condones. Yo no soy tan tonta (estúpida) como para arriesgarme, (por eso) siempre llevo.” “Tengo muchas amigas que no utilizan condones. Yo no soy tan tonta como para arriesgarme. El Sida existe, por eso los uso.”

-El acceso real a los preservativos: “Nos dicen que tenemos que protegernos del VIH/Sida utilizando preservativos, pero tenemos dificultad para conseguirlos.” “A los jóvenes nos dicen que tenemos que utilizar condones para protegernos del Sida, pero…”

En este segundo tema, valoramos la posibilidad de evidenciar las dificultades que algunos farmacéuticos les ponen cuando van a comprarlos, o que en los institutos no hay máquinas expendedoras de condones, o el tema de los precios.

Finalmente nos decantamos por la frase siguiente:

“Tengo muchas amigas que no utilizan condones. Yo no soy tan tonta como para arriesgarme. El Sida existe, por eso los uso.”


Decidimos darnos un poco de tiempo para reflexionar y Manuel me envió este correo electrónico con las siguientes observaciones:

Hola Pepe:

Te envío un archivo adjunto explicando qué hacemos en la asesoría. Al respecto de las frases, después de leerlas y consultarlo con algunas personas, me inclino por el segundo texto:

-En primer lugar porque hace referencia a tod@s l@s jóvenes (de ambos sexos y de cualquier condición sexual), que es a quien va dirigida esta pancarta.-SUGERENCIA: Creo que sería bueno evitar la fórmula “tenemos que” (similar a “tenéis que”). Parece que sea un mensaje dicho por una autoridad, alguien que dice lo que sí y lo que no hay que hacer. Ante este tipo de mensaje l@s jóvenes tienden a rebelarse. Creo que sería más adecuado algo así como ” l@s jóvenes sabemos que es bueno -o necesario- utilizar condones”. Tanto l@s que usan como l@s que no usan preservativos, saben que es un buen modo de prevención.-Sin embargo, much@s no los USAMOS. En un primer momento prefería “usan” ya que quien habla SÍ utiliza el preservativo, y es el modelo que queremos que siga la juventud. Por eso no debiera utilizar el plural ni incluirse entre los que no los usan.

Pero por otra parte, como tu sugieres, si escribimos “usan” quien nos da el mensaje puede parecer un/a chivat@. En cambio si dice “usamos”, el protagonista del anuncio se identifica plenamente con los jóvenes (es uno más de ellos, aunque a continuación aclare que SÍ utiliza condón y dará una poderosa razón). Además se hace más fácil de leer, ya que si empezamos la frase en un tiempo verbal (sabemos) es más coherente seguir con el mismo tiempo verbal (usamos).

-El siguiente punto es el sexo del emisor, de quién dice la frase. El miércoles me gustó que la protagonista del texto fuera una chica. Creo que el mensaje así tiene fuerza y llama más la atención. Pero se puede entender que responsabiliza de la prevención a la chica. Sin embargo, protegerse es función tanto de chicas como de chicos (y eso es lo que se pretende, que ambos sexos adopten una conducta de prevención). Por esto finalmente me decanto por “no soy tan tont@”.

-También me parece necesario para lo que quieres expresar en tu trabajo que aparezca la palabra SIDA. Realmente queda más claro el mensaje. Y el modo en que se menciona (“el SIDA existe”) es un recordatorio para tod@s aquellos que por las razones que sea han “bajado la guardia”.

-Por último, la frase final “por eso los uso” creo que es prescindible. Quedaría así:

L@S JÓVENES SABEMOS QUE ES BUENO UTILIZAR CONDONES, PERO MUCH@S NO LOS USAMOS. YO NO SOY TAN TONT@ COMO PARA ARRIESGARME. EL SIDA EXISTE.

PD: Esta frase es por lo menos de 9. Primero reconoce una realidad (los jóvenes sabemos lo que debemos hacer y no lo hacemos), y ante ese hecho quien dice la frase no se muestra culpabilizador ni moralizante, sino que da su razón (clara y convincente) para no dejar de hacer lo que sabe que le conviene.

Un abrazo
Manolo